Un niño de 4 años murió al tragarse un globo cuando intentaba inflarlo

Un niño de 4 años en Olot, Gerona, Cataluña, estaba jugando en su casa con sus hermanos cuando, alrededor de las 20.30, empezó a mostrar síntomas de no poder respirar normalmente debido a que había tragado el globo. Muy angustiados, sus padres no lograron ayudarlo por lo que lo trasladaron rápidamente al Hospital Comarcal de Olot.

Según informó el diario El Punt Avui, los médicos intentaron liberarle la obstrucción en las vías respiratorias. Incluso le practicaron una traqueotomía, pero todos los esfuerzos fueron inútiles. Según confirmó la autopsia, el globo se alojaba en la tráquea del menor pero por debajo del lugar donde los médicos le hicieron la operación, por lo que el niño falleció en el hospital, informó La 100.

Los pediatras afirman que la muerte por asfixia con globos se ha convertido en una de las más frecuentes, respecto a los objetos que no sean alimentos. Además, alertan que los globos son muy peligrosos ya que están hechos de látex, y en caso de accidente, pueden quedar adheridos en las vías respiratorias, como le pasó a este nene de Olot.

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP) en su informe “Principales Accidentes por Edades”, en un 65% de los casos de niños que sufren obstrucción de vías respiratorias por objetos externos ocurre en niños de uno a tres años.

En lo posible, hay que controlar que los chicos no jueguen con globos deshinchados, ya sea masticándolos o estirándolos con los dientes. Además, cuando los inflan puede pasar que al inspirar profundamente, el plástico pueda aspirarse y quedar alojado en la garganta.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.