Previenen delitos rurales en las rutas tucumanas

La Dirección General de Delitos Rurales y Ambientales de la Policía de Tucumán llevó a cabo durante julio diferentes operativos que dieron como resultado el secuestro de 120 bolsas arpilleras con carbón vegetal, 60 contenedores de 400 kg de limones, 18 m3 de leña y un arma.

La Unidad Especial se encarga de distintos tipos de delitos cometidos en el área rural y además cerciora que los vehículos que transportan productos relacionados cuenten con toda la documentación y permisos pertinentes.

Este miércoles, 10 de julio, personal policial de la Unidad Investigadora N°1 de la Región Este secuestró en total 120 bolsas arpilleras con carbón vegetal en Burruyacú por infracción a la Ley Provincial de Protección de la Flora, la Fauna Silvestre y los Suelos.

WhatsApp Image 2019-07-01 at 20.20.16

Un hombre de 29 años circulaba en una camioneta Ford 100 cargada con 80 bolsas arpilleras de carbón por la Ruta Provincial 336, a la altura de la localidad de Garmendia, sin la guía habilitante de tránsito de productos forestales. Al descubrir esta irregularidad, el jefe de la División, comisario Delfín Valdez, junto a los sargentos Carlos Ledesma y Víctor Juárez, le labraron un acta de infracción por transgresión a la normativa vigente y el vehículo quedó depositado con la carga en calidad de secuestro a disposición de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios y Alimentos (SAAYA).

El primer día de julio, la misma Unidad Investigadora N°1 de la Región Este había realizado un secuestro de similares características en la Ruta Provincial 306, también bajo la supervisión del Director General, comisario mayor Raúl Armando Villafañe y el subdirector comisario inspector Luis Silenio Castaño.

Un hombre de 32 años conducía una camioneta Toyota Hilux que cargaba 40 bolsas arpilleras con carbón vegetal y sin las habilitaciones correspondientes. El comisario Delfín Valdez, junto al oficial principal Miguel Amaya y personal policial de la Comisaría Jurisdiccional de San Andrés, lo trasladaron a la dependencia, donde se labraron las actuaciones correspondientes y se pusieron los secuestros a disposición de SAAYA.

Secuestro de cítricos

Por otro lado, el pasado sábado efectivos de esa división secuestraron 60 contenedores de 400 kg cargados con limones, la División de Delitos Rurales de la Unidad Investigadora N°4 Norte secuestró un camión que transportaba 12 m3 de leña y la Unidad N°3 de Graneros secuestró un carro cargado con 6 m3 de leña verde.

WhatsApp Image 2019-07-06 at 13.12.15

En Burruyacú, el secuestro se desarrolló en el marco del “Programa Provincial de Prevención del HLB”, a través del cual se realizan controles con barreras fitosanitarias móviles en todo el territorio provincial con el propósito de prevenir y neutralizar el ingreso de productos cítricos provenientes de otras regiones.

Un equipo integrado por un inspector sanitario y bajo la supervisión del coordinador del Programa comisario Delfín Conrado Valdez, detuvo en Ruta Nacional N°9 a la altura de la localidad de Los Nogales, un camión que transportaba 60 contenedores (conocidos como ‘bins’) con limones para realizar el debido control. El hombre que conducía no contaba con la documentación que ampare el tránsito de la mercadería ni nada que acredite su procedencia, por lo que se procedió a interdictar la mercadería, que luego sería decomisada y destruida tras la intervención del SENASA.

Mientras tanto, en la localidad de Benjamín Paz, Trancas, un equipo a cargo del comisario Adrián Hisa con la intervención de la Dirección de Flora y Fauna, secuestró en la Ruta Nacional N°9 un camión con 12 m3 de leña mixta porque su conductor no contaba con la documentación que avale la carga que transportaba.

Paralelamente, en Graneros, personal que realizaba un recorrido preventivo en Ruta Nacional N° 157 observó que a la altura de la estación de servicios de Lamadrid circulaba de sur a norte una camioneta doble cabina enganchada a un carro. Al interrogar al conductor sobre la procedencia de la documentación descubrieron que no poseía ninguna habilitación, por lo que fue trasladado a la Unidad Especial y el carro quedó a disposición de la Subsecretaría de Asuntos Agrarios y Alimentos de la Provincia de Tucumán.

Lesiones con arma de fuego

Además de los secuestros realizados a lo largo de toda la provincia, personal de la Unidad Investigadora N°5, de la ciudad de Simoca llevó a cabo un allanamiento en el marco de una causa por lesiones con arma de fuego ocurrido el pasado 30 de mayo y secuestró una escopeta de calibre 16.

Un hombre de la zona, cuya familia se dedica a cría de animales, denunció semanas atrás que se encontraba en una finca familiar ubicada en la localidad del Tobar, a orillas del Dique el Frontal, cuando cerca de las 14 divisó a cinco hombres armados y con perros que ingresaron a su propiedad.

El hombre alcanzó a esconderse en unos arbustos, pero los animales advirtieron su presencia y los sospechosos comenzaron a realizar disparos en su dirección. Uno de los disparos le dio en el tórax y otro en el brazo derecho

Tras las primeras averiguaciones se logró establecer que los sujetos mencionados como acusados, son peligrosos delincuentes de la zona de los cuales dos son conocidos como “Pelao de Killa” y “El Diablo”. Al obtener esta información, se solicitaron medidas judiciales al Juzgado de Instrucción y de Menores del Centro Judicial de Monteros y la Fiscalía de Instrucción de la III° Nominación y el Juzgado de Instrucción de Menores ordenó medidas de allanamiento en los domicilios de los imputados.

Una comisión policial a cargo del comisario Francisco Javier Lescano, junto con personal de la Comisaría de Monteagudo de la Unidad Regional Sur a cargo del subcomisario Rubén Héctor Montenegro, llevaron a cabo los operativos y lograron secuestrar una escopeta calibre 16.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.