Menor de 4 años disparó por accidente en la cabeza a su hermanita de 6: la mató

Un menor de 4 años mató a su hermanita de 6, cuando le disparó por accidente en la cabeza.

Millie Drew Kelly, la menor de seis años, murió después de que su hermano, de cuatro, le disparara accidentalmente en la cabeza en el condado de Paulding, en Georgia, en el sur de los Estados Unidos, informó la policía local.

La Fiscalía expresó que no realizaría ninguna acusación en el caso y afirmó que los “accidentes suceden” y “cosas malas también le ocurren a personas buenas”.

“Tenemos los corazones rotos por esta familia y esperamos que Dios los rodee con sus manos sanadoras en este difícil momento”, declaró el sheriff del Condado, Gary Gulledge.

Las autoridades aprovecharon el doloroso momento para recordarle a los habitantes de la comunidad que mantuvieran sus armas de fuego “descargadas y aseguradas en un área alejada de menores para asegurar que esto no vuelva a suceder”.

El lunes pasado, la policía de Paulding respondió a un llamado de emergencia cerca de las 18, hora local, para auxiliar a una menor de seis años con una herida en la cabeza provocada por un arma de fuego.

“Tan pronto como fue posible, personal de primeros auxilios y el Departamento de Bomberos ayudaron a transportar a la niña a un hospital en el área de Atlanta”, la capital del estado, agregaron. Paulding se ubica unos 46 kilómetros al noroeste de Atlanta. Pero el miércoles, unas 48 horas después del accidente, la menor murió.

Los detectives encargados del caso describieron que ambos niños se encontraban en el vehículo familiar, mientras los padres se encargaban de subir las cosas que necesitarían para su salida. Sin embargo, el automóvil no arrancó.

La madre salió del carro para ver si podía descubrir qué estaba mal con el carro. Unos momentos después escuchó el disparo. Los detectives determinaron que el hermano menor, de cuatro años, había tomado un arma de la consola del vehículo y disparó accidentalmente. La bala impactó la cabeza de su hermana, hiriéndola fatalmente. Todo esto sucedió en el estacionamiento de la casa de la familia involucrada.

Una campaña en la página de recaudación de fondos “GoFundMe” fue organizada por una amiga de la familia, Amanda Duvanent, para apoyar a los Kelly en los gastos hospitalarios y fúnebres.

Ahí, Duvanent informó que la familia donaría sus órganos “para mostrar su amor por Jesucristo”. “Ella siempre compartió su amor, encanto y piedad a todos los que conoció”, escribió.

Hasta este viernes, tras tres días de campaña, 499 personas han donado 33 mil 912 dólares, casi nueve mil dólares más que los 25.000 planteados como el objetivo.

La Academia Cristiana North River, donde Millie Drew Kelly estudiaba, organizó una oración para despedir a la alumna. “Ahora ya está bailando con Jesús”, señaló la escuela en un mensaje en redes sociales, donde pedía tomarse un momento en el día y rezar por ella.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.