Lo mataron, incineraron e intentaron descuartizar

Un terrible hecho con trama cinematográfica se conoció este jueves en la localidad bonaerense de Ezeiza, consignó Crónica.

Un hombre, identificado como Gustavo Ibáñez, fue asesinado por su empleada doméstica y presunta amante, luego de que éste le reproche por haberlo entregado a dos amigos para que le roben el dinero de la venta de un auto.

El hombre fue salvajemente golpeado por dos hombres para poder llevarse el dinero, y luego se percató por distintos indicios que había sido la mujer, identificada como Aldana, quien le dio el dato a sus dos cómplices.

El 29 de diciembre fue el último día que se lo vio a Ibáñez con vida luego de irse en moto con la chica. Luego su cuerpo apareció incinerado junto con una de las dos motos propiedad de la víctima.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.