Liverpool es el nuevo campeón del mundo

El campeón de la Champions le ganó 1-0 al Flamengo en tiempo suplementario, con gol de Roberto Firmino a los 98′, tras el empate 0-0 en los noventa minutos, de la final de la Copa Mundial de Clubes, que se disputó en Qatar. Antes, Monterrey venció a Al Hilal y finalizó tercero.

El partido se jugó en el Estadio Internacional Khalifa, en la ciudad de Doha, con el arbitraje del qatarí Abdulrahman Al Jassim y con el español Juan Martínez Munuera a cargo del Arbitro Asistente de Video (VAR, la sigla en inglés).
Liverpool se consagró por primera vez campeón del mundo, tras su cuarta final, luego de las derrotas ante el propio Flamengo 3 a 0 en 1981, frente a Independiente de Avellaneda 1 a 0 en 1984 y contra San Pablo de Brasil en 2005, 1 a 0.
Para Flamengo fue su segunda final, luego del citado triunfo ante Liverpool.

Comenzó mejor Liverpool, que tuvo la primera situación de gol a los 40 segundos de juego, cuando el brasileño Roberto Firmino quedó cara a cara con Diego Alves y tiró la pelota sobre el travesaño.
Casi de inmediato el senegalés Sadio Mané también la envió muy lejos desde buena posición, y después el remate del lateral Trent Alexander-Arnold salió junto al palo derecho de Alves.
Superado el asedio inicial Flamengo pudo tener la pelota y comenzó a hacerla circular en forma prolija.
Así, el conjunto carioca llegó con una buena jugada individual por izquierda de Bruno Enrique y un centro bajo que no llegó a destino, y con un disparo del propio delantero que se desvió en Joe Gómez al tiro de esquina.
En el segundo tiempo otra vez salió mejor Liverpool, que lo tuvo nuevamente con Firmino, pero su disparo dio en el palo derecho del arco de Alves.
Pero Flamengo lo emparejó rápido y respondió con un remate cruzado de Barbosa que exigió a Alisson, y el propio “Gabigol” ensayó luego una “chilena” que resolvió bien el arquero abajo.
Liverpool respondió con un disparo de Alexander-Arnold que contuvo Alves y, quien luego “descolgó” en el ángulo superior izquierdo un gran remate de Jordan Henderson.
Y en el descuento se dio una jugada polémica, cuando Al Jassim sancionó penal por una supuesta falta de Rafinha sobre Mané, pero luego lo anuló a través del VAR.
En el suplementario Liverpool pudo obtener la diferencia, de contragolpe, cuando Henderson habilitó muy bien a Mané y este cedió a Firmino, quien tras eludir a Rodrigo Caio y descolocar a Alves abrió el marcador.
De inmediato pudo ampliar el conjunto inglés, opero Alves se lució ante un envío de Mohamed Salah y ante otro de Virgil van Dijk.
Se volcó al campo contrario Flamengo en el segundo tiempo suplementario y tuvo una chance con Gabriel Barbosa, pero su tiro salió por poco.
Tuvo el empate Lincoln sobre el final, pero elevó increíblemente su disparo.
El tiempo se consumió y Liverpool festejó a nivel mundial por primera vez en su historia.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.