Hallan el cuerpo de un hombre con 4 balazos y el torso quemado

El cuerpo de un hombre de entre 40 y 45 años fue hallado ayer a media tarde calcinado y con 4 balazos: tres incrustados en la espalda y uno en el cráneo. El macabro hallazgo se produjo en un sendero paralelo a un campo, sobre el Camino Viejo a Soldini, en el límite sudoeste del municipio, en Rosario, Santa Fe- Este es el tercer caso en dos semanas donde por la forma de la ejecución se advierte un claro mensaje mafioso. Cerca de la escena del crimen se halló un documento de identidad que podría corresponder al fallecido, pero las autoridades aguardaban poder confirmarlo tras obtener los resultados de los estudios dactiloscópicos y la autopsia.  Cerca de las 11.15 operarios rurales alertaron al 911 sobre el hallazgo de un cuerpo calcinado en un camino angosto —con espacio para la circulación de un solo vehículo— que corta la avenida Las Palmeras y penetra al oeste, en forma paralela a un campo de trigo, 300 metros antes de Batlle y Ordóñez, consignó el sitio La Capital.

Cuando la comisión de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) llegó al lugar comisionada por la fiscal Georgina Pairola se topó con el cadáver que tenía el torso calcinado. El cuerpo es el de un hombre de entre 40 y 45 años de edad, con tres disparos ejecutados por la espalda y uno más que le perforó el cráneo.

Sin rastros de testigos ni cámaras de videovigilancia con las cuales sumar datos para esclarecer el hecho, el único indicio lo aportó un lugareño. Describió a los investigadores que sobre las 11 de la mañana merodeó por la zona un vehículo tipo camioneta, aunque no pudo ver el modelo y el color.

En esa franja horaria y según los pocos indicios colectados hasta el momento, el bucólico paisaje tampoco se habría alterado por detonaciones o estampidos de armas de fuego, lo cual hace suponer que la víctima fue ejecutada en otro lugar pero quemada donde fue hallada. Al menos así se advertía en el terreno, donde la sangre fresca, los restos de ropa calcinada y el pasto ennegrecido eran los indicios de lo que parece un nuevo crimen mafioso.

“Estaba totalmente quemado, irreconocible, sobre todo de la cintura para arriba, se conservaron los pantalones y las zapatillas”, indicaron fuentes cercanas al caso sobre el estado del cuerpo.

A poca distancia del cadáver se encontró un Documento Nacional de Identidad cuyo titular corresponde a una persona domiciliada en la ciudad de Pérez.

Y aunque los investigadores tienen sospechas que podría pertenecer a la víctima, el estado de deterioro del cuerpo no permitía cotejarlo con el DNI. Incluso la fiscal Georgina Pairola ordenó ubicar a familiares o allegados a la persona que figura en el documento, pero al cierre de esta edición la medida no había obtenido resultados positivos.

Según indicaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) la identidad del hombre asesinado recién podría ser confirmada con el cotejo de las fichas dactiloscópica, el reconocimiento de sus familiares y la autopsia, resultados de trámites que podrían conocerse recién hoy oficialmente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *