Haciendo picadas, atropelló y mató a humilde recolector y se burló en las redes

El joven recolector murió al ser atropellado por el irresponsable al volante que al parecer corría una picada por la localidad de José C. Paz, Buenos Aires. La víctima fatal circulaba en moto luego de salir de trabajar junto con su novia, que sufrió graves heridas. El conductor quedó demorado sólo media hora en la comisaría de la zona, lugar en el que posteó en redes sociales tomándose el hecho con total liviandad.

De acuerdo a lo que denunciaron a Crónica los propios familiares de Sebastián Carrizo, el muchacho que falleció, el suceso ocurrió en la madrugada de este sábado.

“Sebastián había salido de trabajar y lo fue a buscar Florencia, su novia. Ella sólo lo iba a buscar cuando él salía del trabajo. La moto era de él, pero se la dejaba a ella durante el día y cuando Seba salía, lo iba a buscar, siempre lo iba a buscar”, contó un pariente a este diario.

Ambos circulaban con la moto por la Juan Domingo Perón al 4900, y José Altube, del mencionado distrito del noroeste del Gran Buenos Aires, cuando fueron embestidos de manera violenta por un Peugeot conducido por Nicolás Fabián Córdoba.

Tal como se observa en las imágenes del video que ilustra esta nota, el impacto fue fortísimo y Carrizo salió despedido de la moto e impactó de manera pesada sobre la vereda. Su novia, también sufrió heridas de consideración.

Los testigos aseguran que Córdoba “iba de contramano a toda velocidad y por lo que vimos, estaba como drogado, porque no entendía nada de lo que había pasado”.

Según los mismos informantes, Sebastián agonizó más de un día y falleció en las primeras del domingo. Su novia Florencia, quedó internada en el Hospital Municipal de Trauma y Emergencias doctor Federico Abete, de Pablo Nogués.

Una amiga de ella hizo un dramático relato: que “no murió, pero tiene múltiples fracturas de fémur, de clavícula, costillas y tibia. Por todos lados está quebrada. Tal vez no vuelva a caminar, pero ella está viva”.

Fuga, detención y burlas

El acusado, frenó luego del episodio y luego se dirigió a la comisaría de la zona y quedó demorado. En ese lugar permaneció sólo media hora, y luego fue liberado. Sin embargo, en la misma seccional, el sujeto tuvo tiempo para postear una historia efímera en Instagram, en la que se burlaba de su propia situación: “otra vez en la comisaría”, subió en tono jocoso y retrató la puerta del calabozo. Horas después, eliminó el propio perfil en la red social.

Esta situación indignó a los familiares y amigos, que no pueden creer el cinismo del acusado. “Se burló de todos, no le importó nada. Encima, o liberaron a la media hora y no sabemos dónde está. Es todo una vergüenza, acá hay una familia destrozada”, relataron.

Un trabajador humilde

Carrizo era un joven de trabajo. “Era un pibe muy bueno que ayudaba a todos y que tenía una relación hermosa con Florencia. Trabajaba en Ecociudad, era recolector de residuos, el que corría buscando las bolsas”, señalaron amigos de la víctima.

Durante la noche de este domingo, la familia lo estaba velando, en medio de las muestras lógicas de pesar e indignación. Este lunes “vamos a pedir más cámara, porque este asesino drogado ya venía corriendo picadas de cuadras antes y queremos más grabaciones para que se compruebe eso”, dijeron los mismos informantes.

Agregaron que este lunes “vamos a movernos bien a buscar cámaras anteriores. Este hombre que lo mató venía desde San Miguel en contramano. Y Sebas iba con su novia en moto, los dos tranquilos y por su mano, salía de trabajar y ella lo fue a buscar”, contó otra amiga con visible dolor.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.