Encontraron el avión de Emiliano Sala en el fondo del Canal de la Mancha

El avión en el que viajaba el desaparecido futbolista Emiliano Sala fue encontrado este domingo a las 9 de la mañana en las profundidades del Canal de la Mancha. La familia, que se encuentra en Nantes, fue informada por las autoridades que emprendieron la búsqueda.

La aeronave fue detectada por el barco FPV Morven, contratado por la familia. El hallazgo se produjo en el primer dia de búsqueda coordinada entre esta embarcación y un barco del Ministerio de Defensa británico.

En una breve declaración el oceanógrafo David Mears dijo que el Marven encontró el avión y cedió el paso al Geo Ocean III para que iniciara la investigación de los restos del avión.

“Por respeto a la familia no daré detalles del hallazgo”, dijo a la prensa minutos atrás en Guernsey.

La búsqueda del avión en el que desapareció Sala junto al piloto David Ibbotson, en un vuelo entre entre Nantes y Cardiff, se había reiniciado el domingo a la mañana. Dos navíos británicos con sonar y sondas, que operaron coordinadamente, en pleno Canal de la Mancha.

Con siete grados, un tiempo bueno pero con un mar rugoso y con fuertes corrientes en las cuatro millas náuticas patrulladas, iban a rastrear durante 72 horas al Piper monomotor, que probablemente se despedazó en su amerizaje. La operación iba ser de tres días para el buque oficial.

Morven es el buque contratado por la familia Sala y los donantes, entre ellos varias figuras del fútbol de Europa, que sumaron en una colecta “online” casi 369.000 euros para reiniciar la búsqueda.

A cargo del operativo estuvieron el oceanógrafo David Mearns y otras siete personas, que a las 3 de la mañana del domingo partieron hacia el norte en busca de los restos. Ellos habían decidido continuar la búsqueda hasta que lo encontraran.

Una búsqueda oficial de voluntarios de rescate de Guernsey había patrullado sin éxito durante tres días. La suspendieron porque consideraron que había “escasas posibilidades” de que los que estaban a bordo del avion estuvieran con vida. El gobierno argentino le había pedido al británico que continuaran con la búsqueda.

El operativo

La acción del Marven fue coordinada con el Geo Ocean III, un navío donde miembros del Ministerio de Defensa fueron contratados por la AAIB, la oficina de investigación británica de accidentes aéreos, para detectar el avión y comenzar a reconstruir las razones de su caída. Será recién después de los resultados de esta investigación que se iniciarán los acciones legales y los pagos respectivos del accidente.

“Nosotros hemos coordinado esta búsqueda con el gobierno británico. Los dos barcos van a investigar con sonar la topografía y el fondo del mar. Luego, si encontramos los restos, un vehículo con control remoto llamado VOV descenderá para investigarlos y fotografiar. .Con este procedimiento conjunto hemos duplicado las posibilidades de encontrarlo”, había explicado Mearns a la prensa en Guernsey antes del inicio del rastreo.

Desde el puerto de St Peter en Guernsey, Mearns antes había explicado que inicialmente iban a cubrir “dos millas náuticas centradas en la última posición que registró el aparato en el radar del aeropuerto de Guernsey”.

En su conferencia de prensa había advertido que el área explorada iba a ser pequeña pero que ellos buscaban restos del aparato porque creían que el avión no estaba intacto.

Una evidencia de una fragmentación fue la aparición el lunes pasado de los asientos del Piper en la playa francesa de Surtainville, que dio a los especialistas indicios de la trayectoria del accidente y el probable estado de destrucción del aparato.

El Marven y el Geo Ocean III se dividieron el área en dos , a 24 millas al norte de la isla de Guernsey . Buscaban “restos” y “un campo de fragmentos del avión”, en una profundidad que oscila entre 60 a 120 metros.

“Nosotros vamos a continuar buscando hasta que el avión sea localizado” había prometido Mearns, que contactó a la familia Sala vía mail para ofrecer sus servicios.

La madre de Emiliano Sala, sus dos hermanos Romina y Darío y sus amigos esperaron los resultados en un hotel de Nantes, donde jugaba el futbolista antes de ser vendido al Cardiff, sin contacto con la prensa

Clarin

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.