El Parlamento de Canadá retira la ciudadanía a la Nobel de la Paz y líder birmana, Suu Kyi, por los abusos a los rohingyas

Los diputado del Parlamento canadiense han acordado por unanimidad retirar la ciudadanía honorífica concedida en 2007 a la principal líder política de Birmania, Aung San Suu Kyi, como represalia por los abusos cometidos por las Fuerzas Armadas del país asiático contra la minoría rohingya.

La huida de más de 700.000 personas del estado birmano de Rakhine en el último año y las pruebas de que en esta zona se cometieron graves crímenes contra los rohingya generaron un debate político en Canadá por los honores concedidos en el pasado a Suu Kyi.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha restado importancia a la medida parlamentaria, ya que “con ciudadanía o no, esto no ayuda a los rohingyas en ningún caso”. “Estamos centrados en ayudar a millones de personas que sufren en algún lugar del mundo o como refugiados”, ha declarado, según la cadena pública CBC.

Los últimos abusos contra los rohingyas también han suscitado debate sobre el derecho que tiene Suu Kyi a seguir siendo considerada Nobel de la Paz, pero en este caso no habrá cambios. El Comité Noruego aclaró en agosto que no puede retirar el galardón concedido en 1991 a la dirigente birmana porque el Nobel, en cualquiera de sus ámbitos, reconoce los logros históricos de una persona hasta el momento en que lo recibe.

EM

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.