El Estado Islámico se adjudicó el atentado del último viernes en Pakistán

 

El grupo yihadista Estado Islámico se atribuyó la autoría del atentado ocurrido anteayer y que costó la vida a 20 personas, casi la mitad de ellas pertenecientes a la minoría chiíta hazara, en un mercado de la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán.

El ataque fue llevado a cabo por un suicida que hizo explotar el artefacto en medio de un grupo de “renegados”, en referencia a los chiíes, según la agencia Amaq.

Los extremistas difundieron además en la red social Telegram una fotografía del atacante, identificado como Ozman al Balushy, pertrechado con un chaleco explosivo y un AK47, con la cara cubierta y haciendo el símbolo de la victoria con los dedos.

El atentado ocurrió cuando muchas personas se encontraban en el mercado.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.