El equipo de fútbol adaptado entrena y se luce en el Avellaneda

“Los Leones Fútbol de Amputados Tucumán” es el equipo adaptado que se desprende del servicio de Rehabilitación del hospital Nicolás Avellaneda. La vida de las 16 personas que lo componen era distinta hace un tiempo, los accidentes de tránsito y circunstancias complejas como enfermedades cambiaron sus mundos de manera drástica y cruda, pero nada los detuvo y así cambiaron sus pieles, renovaron el coraje y se transformaron en leones.

A mediados de este año los jóvenes amputados de miembro inferior, que asisten al servicio de Rehabilitación del hospital, recibieron la propuesta para formar un equipo de fútbol que les permita reinsertarse social y deportivamente y si bien el equipo que hoy se conoce como “Los Leones” viene trabajando desde julio de 2018, fue desde enero que el cuerpo técnico empezó a entrenarlos con vistas a la participación en el torneo nacional que organiza la Federación de Amputados de Fútbol Argentina.

El entusiasmo por recuperarse fue distinto, el trabajo diario de rehabilitación, a cargo de Carlos Hector Tula, se profundizó en el manejo físico y el fortalecimiento tanto muscular como psicológico de estos jugadores de edades que van desde los 18 a los 50 años.

El servicio de Rehabilitación del Avellaneda cuenta con la tecnología y los profesionales necesarios para rehabilitar en etapas de corto, mediano y largo plazo. “La atención que desde aquí se brinda es interdisciplinaria y se trabaja con el objetivo de mejorar su calidad de vida”, afirmó el coordinador del área de rehabilitación, Atilio Ibáñez, quien destacó lo satisfactorio que resulta ver a estos pacientes en etapa final de tratamiento.

“Ahora la labor más fuerte es fortalecerlos anímicamente y que se reinserten en la sociedad de forma laboral, cultural, deportiva y competitiva”, comentó Ibáñez. Será por esto que cada lunes a las 15 horas nadie quiere faltar a las prácticas en el hospital para lograr el objetivo propuesto: salir a la cancha a jugar su mejor partido.

El profe Claudio, como lo conoce su equipo, es el encargado de la dirección técnica y trabaja junto a ellos hace casi un año, además de los lunes en el Avellaneda, los martes y viernes en el Parque 9 de Julio.

Claudio los define: “Son todos ejemplos de vida y aman tanto el fútbol como yo. Solo puedo agradecer y en especial a nuestro rey león Hernán que desde el cielo nos acompaña”, refirió el profe sobre Hernán Córdoba, compañero de los leones quien fuera campeón Sudamericano con la selección Argentina luego de atravesar un cáncer que causó la amputación de su pierna y luego su fallecimiento.

En honor a Hernán se creó el equipo del cual Víctor Navarro, uno de sus integrantes, destaca les permite olvidar la tristeza y salir adelante: “Mi amputación fue por accidente de tránsito hace 6 años, yo les digo a quienes atraviesan situaciones similares, anímense, no se queden en casa, acérquense hagan cualquier deporte y verán que cambiará sus vidas”.

José Valdez tuvo un accidente en moto que ocasionó la amputación de su pierna. A partir de este hecho entró en contacto con el servicio de Rehabilitación: “Aquí cambio mi vida totalmente, pensé que nunca más volvería a practicar el deporte que más me emociona y hoy puedo”

El capitán del equipo, Manuel Zerpa, tuvo la última palabra; él tiene 46 años y hace más de un año juega en los leones: “Ser el capitán de este equipo no solo es un gran compromiso, sino un orgullo, representamos a la provincia en la liga nacional por primera vez este año. Jugar fútbol es una pasión, jugar al lado de mis compañeros y ver que se van sumando cada vez más y más jóvenes es la más profunda emoción para mí”.

En la cancha ellos son profesionales, entrenan como cualquier jugador de las grandes ligas y son nada más y nada menos que el equipo de Fútbol Adaptado Tucumán “Hernán Córdoba”. En la cancha los leones corren, ríen, cantan, gritan, se apasionan, se emocionan. En la cancha los leones sanan sus heridas y vuelven a empezar.

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la resolución 47/3. El objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concientizar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.