El avión que transportaba a Angela Merkel debió regresar a Alemania por un problema técnico

El avión que transportaba a la canciller Ángela Merkel con destino a la ciudad de Buenos Aires, donde este fin de semana se celebrará la cumbre del G20, debió aterrizar en la ciudad de Colonia-Bonn por un problema técnico.

Después de aproximadamente una hora de vuelo, el avión regresó con la canciller a bordo a través de los Países Bajos. El Airbus aterrizó en Colonia, donde la canciller aguarda para hacer un trasbordo en otra aeronave, informó el diario alemán Bild.

Merkel viajaba junto al vicecanciller y ministro de Finanzas, Olaf Scholz, en un Airbus A340 bautizado como “Konrad Adenauer”, en honor al primer canciller de Alemania, que posee  143 asientos, puede alcanzar los 13.500 kilómetros sin detenerse y está equipado con un sistema de defensa antimisiles.

El motivo del desperfecto fue una falla en “algunos sistemas electrónicos”, que hizo que el comandante de la aeronave cancelara el viaje de 15 horas por motivos de seguridad.

Según el diario alemán Welt, Merkel mantenía una de las habituales charlas  a bordo con periodistas, cuando una azafata la interrumpió diciendo: “Es importante”. Poco tiempo después, la jefa de estado anunció que debían que regresar y aterrizar en Colonia debido a un defecto técnico.

El aeropuerto de Colonia es, además, la base de los aviones gubernamentales.

La agenda de Merkel en Buenos Aires

Medios locales informaron que aún no está claro si el desperfecto impedirá a la canciller cumplir con la agenda que tiene pautada en Buenos Aires, y que incluye  varios encuentros bilaterales con otros líderes, entre ellos los presidentes argentino, Mauricio Macri, ruso, Vladímir Putin, y estadounidense, Donald Trump.

Merkel también tendrá encuentros con el presidente chino, Xi Jingping, el primer ministro indio, Narendra Modi, y el jefe del Gobierno australiano, Scott Morrison.

Por su parte, las fuentes oficiales explicaron que no está agendado un encuentro con el presidente francés, Emmanuel Macron, debido a que los que ambos mantienen son frecuentes y las reuniones como la del G20 deben aprovecharse para reunirse con líderes con los que el contacto es menor

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *