Dos policías fueron a trabajar totalmente borrachos y sus compañeros los echaron

Un nuevo escándalo en las fuerzas de seguridad ocurrió en los últimos días, cuando dos policías fueron a trabajar totalmente borrachos y sus compañeros los echaron.

Los dos efectivos tenían que cumplir su guardia de Navidad, pero llegaron sin el uniforme y borrachos a su turno. Se pusieron violentos y empezaron una pelea que quedó registrada en un video filmado por otro agente con un celular. El incidente terminó con un escrache en las redes sociales y sus protagonistas fueron sumariados y apartados de la Policía Bonaerense.

El insólito episodio ocurrió en la seccional Noroeste 5° de La Matanza, que funciona dentro del Mercado Central, donde habían solicitado refuerzos para realizar la guardia correspondiente a Navidad dentro del predio.

Fuentes policiales confirmaron que los policías sancionados —Enrique Maldonado y Emanuel Barroso— llegaron “sin el uniforme, vestidos de civil y con indicios de estar alcoholizados”.

La situación empezó a ponerse tensa entre los uniformados cuando llegaron unos agentes de la Policía Local a cumplir con un pedido de refuerzos. Maldonado y Barroso empezaron a agredirlos, a pedirles que se quedaran firmes o que saludaran con el objetivo de burlarse de ellos por una supuesta interna.

En ese momento se originó una discusión con otros policías que presenciaron la vergonzosa situación y empezaron a reprocharles su actitud al haber ido a trabajar borrachos.

“Los alcoholizados comenzaron a discutir con los otros, exigiéndoles que corran una camioneta del establecimiento porque se tenían que ir y para ello utilizaron una serie de improperios y denigraciones”, indicaron los voceros consultados.

Los dos policías de civil no sólo estaban cumpliendo su turno alcoholizados sino que también pretendían conducir y hacer operativos en ese estado. En las imágenes que se viralizaron se ve que les cuesta mantener el equilibrio y tienen problemas para hablar.

La situación se agravó cuando una de las personas que estaba en la comisaría increpó a los policías borrachos y quiso echarlos del lugar a los empujones. En ese momento empezaron a filmar los forcejeos, que incluyeron algunos empujones en la vereda, hasta que llegó el jefe de turno de la seccional.

El encargado de la comisaría sugirió a los agentes que “no filmaran ni difundieran la escandalosa secuencia”, que se viralizó en redes sociales horas antes de la Nochebuena.

Finalizado el episodio, se presentaron las actuaciones administrativas correspondientes a la Auditoría General de Asuntos Internos, del Ministerio de Seguridad bonaerense, que dispuso desafectar a los dos policías que fueron a trabajar borrachos.

“A mi compañera no la toqués porque te rompo la boca”, le advierte en un momento de la filmación un oficial a uno de los colegas que estaban alcoholizados luego de que le manoteara el celular para que no continuara grabando. “Este video va a llegar a Asuntos Internos”, advierte otra de las voces registradas en la filmación.

Desde esa cartera informaron que también investigarán cómo se viralizó el video. Y reconocieron que la situación fue informada por las autoridades policiales de La Matanza.

En las filmaciones se escucha decir a otro de los policías que impidió que se quedaran trabajando alcoholizados: “Es un maleducado este tipo, borracho viene a trabajar”.

Mirá cómo fue:

 

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.