Dijo a su hija de 12 años que iban a “comprar ropa”, pero la llevó a un hotel y la abusó

Un incalificable sujeto dijo a su hija de 12 años que iban a “comprar ropa”, pero la llevó a un hotel y la violó.

El engaño fue planificado por su propio padre, quien se la llevó de una fiesta en su casa con la promesa de ir a comprarle un par de zapatillas, pero terminó obligándola a entrar en un albergue transitorio de Quilmes, Buenos Aires, para abusar sexualmente de ella.

Cuando pasaron por la puerta del hotel, el acusado le pidió que entrara porque necesitaba ir al baño. La chica nunca dudó de que lo que su papá le decía era cierto, y le hizo caso. Entonces, de alguna manera, el hombre también consiguió que le dieran una habitación y, una vez que entraron, empezó a manosearla.

El llanto desconsolado de su hija lo hizo desistir de sus intenciones. Apenas unos minutos después de haber entrado, volvió a la conserjería a pedir que le devolvieran el dinero sin advertir que se había dejado olvidada una cadenita suya en el cuarto.

Cuando la nena volvió a su casa en la localidad bonaerense de Florencio Varela, y todavía en estado de shock, su mamá no tardó en darse cuenta del cambio en su actitud. La insistencia de sus preguntas terminó por quebrar a la chica y así se enteró de lo que había pasado.

La confesión convirtió al hombre en el blanco de la furia de los parientes, que empezaron a golpearlo brutalmente. Al mismo tiempo, la madre de la menor llamó a la policía y se llevaron detenido al hombre, acusado por el delito de abuso sexual simple agravado por el vínculo.

En las próximas horas analizarán los videos de las cámaras de seguridad del albergue, y no descartan que sea clausurado por haber permitido el ingreso de la chica siendo menor de edad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *