Detuvieron a un funcionario judicial de Córdoba que le sacaba fotos a mujeres por debajo de la pollera

Un taxista alertó de la situación a la policía luego de ver el accionar del sujeto, que recuperó la libertad horas más tarde. Qué es el upskirting.

La Policía de Córdoba atrapó el jueves en la calle a Mariano Hernán Cipolla Sánchez por acercarse a mujeres que vestían pollera, bajar su mochila en la que tenía oculta el celular y grabar así imágenes de su intimidad. El hombre demorado es ni más ni menos que el secretario N° 6 del Juzgado Penal Juvenil de 6ª Nominación de esa provincia. Una de sus víctimas es menor de edad.

El jueves al mediodía, Cipolla Sánchez les avisó a sus compañeros: “Salgo a tomar un café”. Nunca regresó. La Policía luego le informó a la jueza Liliana Beatriz Merlo de Rossi que su empleado estaba demorado por “upskirting“. Ese tipo de acoso callejero no figura como delito sino como contravención, sancionado con trabajo comunitario, pago de multas y no más de tres días en prisión.

Cipolla Sánchez fue atrapado in fraganti por la mirada atenta de un taxista, que observó desde su auto el momento en el que el secretario penal juvenil colocó el celular en la mochila, se acercó a mujeres con polleras, puso el bolso por debajo de la vestimenta de sus víctimas y las grabó haciéndose el distraído, según publicó La Voz del Interior. De inmediato, el conductor alertó a la Policía.

El taxista ratificó su denuncia en la Justicia. Por su parte, el secretario penal juvenil entregó su celular. Allí está todo. El papá de la menor de edad todavía analiza si presentará una acusación contra el hombre que acosó a su hija.

Cipolla Sánchez violó el artículo 51 del Código de Convivencia Ciudadana de Córdoba que sostiene: “Serán sancionados con hasta tres (3) días de trabajo comunitario, multa de hasta seis unidades de multa (6 UM) o arresto de hasta tres (3) días los que molestaren a otra persona afectando su decoro personal mediante gestos, palabras o graficaciones en la vía pública”.

El accionar que se le imputó al secretario penal juvenil fue agravado porque sus dos víctimas fueron mujeres y una de ellas menor de 18 años. Eso podría duplicar la sanción. Sin embargo, como no es considerado delito sino contravención, fue liberado a las pocas horas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.