Así hemos contado la boda entre Meghan Markle y Enrique de Inglaterra

Así se ha vivido el enlace entre el príncipe británico y la actriz estadounidense

El príncipe Enrique de Inglaterra y la actriz estadounidense Meghan Markle se han casado este sábado en la ciudad de Windsor, entre grandes fastos y multitudes. El enlace ha comenzado a la una de la tarde. Tras la ceremonia, que ha durado una hora, está teniendo lugar un paseo de los recién casados en carroza por Windsor, la localidad a una hora al oeste de Londres en la que se calcula que han asistido unas 100.000 personas. Al final del paseo de Meghan y Enrique de Inglaterra, de una media hora, se ha cerrado el telón y ha empezado la parte privada de la boda, con un almuerzo ofrecido por la abuela del novio, la reina Isabel II, en el castillo de Windsor y una fiesta de noche en la mansión Frogmore, gentileza del padre del novio.

Varios medios internacionales como Harper’s Bazzar,Cosmopolitan The Sun han asegurado que el asiento vacio que se pudo ver al lado del príncipe Guillermo durante la ceremonia era un tributo a Lady Di. Tal y como apuntan los citados portales ese lugar estaría reservado para la madre del novio que falleció en 1997 en un accidente de tráfico en el puente del Alma en París.

Los servicios de seguridad de Windsor han impedido que Paul Burrell, el ex mayordomo de Diana de Gales, accediera a la capilla donde ha tenido lugar la ceremonia.

ampliar foto

Kate Middleton ha llevado hoy el mismo vestido que lució en el bautizo de su hija Carlota. ¿El motivo? No eclipsar a su cuñada Meghan Markle.

ampliar foto

El palacio de Kensington cambia en Twitter. A partir de ahora, la imagen del palacio (que lleva la comunicación de los duques de Cambridge y, ahora, de los de Sussex) ha cambiado su foto de avatar para incluir una foto de los cuatro duques: Guillermo, Kate, Enrique y Meghan.

ampliar foto

A esta atípica boda real no han faltado los amigos y compañeros de reparto de Meghan Markle en la serie Suits

ampliar foto

Carlota de Cambridge, la hija pequeña del príncipe Guillermo y Kate Middleton, es capaz de enamorar a los ingleses en cada aparición pública que protagoniza. Esta mañana tras la boda de su tío Enrique con Meghan Markle la pequeña ha sacado su lado más gamberro y se ha lazado a enseñar la lengua a los periodistas que estaban congregados en ante la capilla de San Jorge en Windsor.

ampliar foto

Enrique y Meghan no han podido evitar darse muestras de su cariño durante su paseo en carruaje por las calles de Windsor.

La tarta está lista. Como tuitea el palacio de Kensington (residencia oficial de Guillermo y Enrique), la tarta se servirá en la recepción que se ofrecerá a los 600 invitados elegidos entre los 2.640 que han sido invitados a la ceremonia en sus alrededores. Diseñada por Claire Ptak, repostera californiana con obrador en Londres, se ha creado con sirope de flor de saúco recogido en Sandringham, residencia de la reina, en sus propios árboles. La base es de bizcocho, en una mezcla especial creada para los novios.

 

ampliar foto

Jorge de Inglaterra, el hijo mayor del príncipe Guillermo y Kate Middleton lució un traje similar al de su padre, aunque sin las condecoraciones militares.

ampliar foto

Esta no es la primera vez que vemos a Meghan vestida de novia. Al final de su participación en la serie Suits, aparece lista para casarse con un diseño de tirantes, escote en uve y falda abullonada. Un estilo muy diferente al diseño depurado, de manga larga y con inmenso velo de cinco metros que ha lucido en su auténtica boda junto al príncipe Enrique.

ampliar foto

Doria Raglan, la madre de la novia, no ha podido contener las lágrimas al ver a su hija casarse con Enrique de Inglaterra en la capilla de San Jorge.Al final de la ceremonia, a igual que en los días previos, ha recibido el apoyo del príncipe Carlos que ha estado junto a ella en un momento tan emotivo.

ampliar foto

Más detalles del look de la novia. El palacio de Kensington ha dado más detalles del vestido, el velo, las joyas y los complementos de Meghan, duquesa de Sussex. El velo estaba bordado con las 53 flores de cada país de la Commonwealth, mientras que el vestido estaba diseñado por Givenchy y los zapatos también, a juego. En cuanto a las joyas, además de la tiara de la reina Mary, llevaba pulsera y pendientes creados por Cartier. Además, llevaba su anillo de pedida, creado a partir de una joya de Diana de Gales.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.